Peugeot 308 Racing Cup. Una unidad de carreras con acceso para todos los públicos.

Ya es un hecho contrastado que un simple 308 HDI entra por el ojo. El último compacto de ópticas agresivas y acabados más que competentes, llega rápidamente al usuario que ambiciona este tipo de vehículos. Además, durante estos últimos meses hemos podido analizar en infinidad de medios las distintas características de la versión más prolifera de la marca del león. Un nuevo GTI arraigado a las nuevas tendencias downsizing del mercado, y que la verdad a mi personalmente me tiene más que encandilado. Con una relación potencia/consumo excelente, unas prestaciones finales sublimes y un conjunto visual especialmente logrado, ¿que pasa cuando modelos tan jugosos como estos caen en manos de ingenieros ambiciosos como los de Peugeot Sport?

original

peugeot-308-racing-cup-4

2560_3000

 En su fase inicial de desarrollo hasta diez pilotos diferentes han testado durante 10.000 kilómetros la última obra de Peugeot Sport por diversos trazados.

Un auténtico vehículo de carreras con la base de un ya fantástico 308 se ofrece listo y preparado para inscribirse en diferentes campeonatos de turismos. La marca del león siempre ha sido fiel a permanecer inmersa en el mundo de la competición, ya bien sea como estrategia comercial o como plataforma para testar al extremo e innovar en su tecnología en busca de ofrecer lo mejor a sus clientes. Podemos encontrar leones en los capós de categorías muy diferentes, desde los campeonatos de turismos, el campeonato del mundo de rallies, e incluso protagonizando durante ya varias décadas la Race To The Clouds. No olvidemos otros importantes logros como el de su hermano pequeño el 208 GTI que se proclamó campeón con una triple victoria en las 24 horas de Nürburgring, o su colaboración en espectáculos tan importantes como el Campeonato Mundial de Resistencia o el Paris-Dakar. Como se suele decir: Peugeot está en todas. Pero lejos de querer enrollarme con todos los logros de Peugeot Sport en las historia de las carreras, hay que reconocer que fuera del ámbito de la competición el grupo PSA siempre ha ofrecido distintas series de vehículos con cierto nivel deportivo para el disfrute de los aficionados al motor a más baja escala, como por ejemplo el último RCZ Racing Cup.

mazda-mx-5-na-1

peugeot_308_racing_cup-1

Ahora el relevo lo toma el compacto de la gama, el cual se ha modificado al extremo para ser íntegramente un coche de carreras. Y no hablamos precisamente de incorporar un mejorado autoblocante o unas suspensiones regulables con unos Sport Cup 2. No. El 308 es de verdad un coche salido directamente de los boxes de Peugeot Sport, tal cual. De hecho, el modelo está perfectamente finalizado para poder inscribirse en los certámenes de diferentes países, así como en los europeos de ciertas series TCR. De esta forma, la compañía francesa tiene en mente la construcción de hasta 200 unidades al año para así evolucionar constantemente el conjunto y a su vez ir ofreciendo los avances tecnológicos a todos los usuarios que permanezcan compitiendo en pista con el compacto.

Con la base del 308 el modelo es perfectamente apto para ser inscrito en distintas competiciones europeas.

alp_2157

Su mecánica evidentemente también debe partir de la original que impulsa el 308 GTI, y es el ya conocido bloque THP de 1.6 litros turboalimentado que rinde 270 caballos. Recordemos que este mismo propulsor es el que montan los Citroën C-elysée que tanto éxito están teniendo en los WTCC, con dos campeonatos consecutivos en su palmarés. Partiendo de esa base, el conjunto mecánico se ha llevado hasta precisamente los 308 caballos de potencia a base de la instalación de un turbocompresor de mayor diámetro y una unidad de control específica, además de otras cosas. Obviamente el minucioso trabajo no solo está en su propulsor, el chasis se ha sometido a una dieta estricta que ha conseguido aligerar el conjunto hasta unos reducidos 1.100 kilos. Sus suspensiones disponen de todo tipo de reglajes y el sistema de frenos presenta un kit de competición sobredimensionado. También se ha sustituido el autoblocante por uno mecánico y en el apartado aerodinámico se ha trabajado con especial mimo. Destaca su prominente alerón trasero regulable que trabaja junto con las cuidadas entradas y el splitter del paragolpes delantero. A su vez, el destacado y a la vez eficiente difusor trasero también interviene en las downforce además de lucir en una trasera impresionante. Finalmente tras concluir la fase inicial de su desarrollo, todo este conjunto de detalles que nos suscitan a pensar en esta sabrosa receta de Peugeot Sport, ha sido testado en diversos trazados de prueba hasta por diez pilotos profesionales diferentes, entre los que se encuentra un tal Sebastian Loeb.

Por el “modico” precio de 74.900 euros ya se ha puesto a la venta este 308 de carreras.

alp_2081

Al final el resultado del conjunto es puramente racing, y se comenta que precisamente no es muy difícil de conducir gracias a unas suspensiones perfectamente taradas, una dirección firme y un efectivo cambió con levas en el volante. Su interior evidentemente está exento de todos los principios básicos de cualquier GTI, siendo despojado de todo el carácter funcional para el día a día pero a su vez dando lugar a lo que siempre observamos con tanto ímpetu en las cámaras on board durante las carreras.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s