¿Imaginas como serían las clásicas preparaciones de los campeonatos de turismos en los modelos actuales?

 

Hemos visto en varias ocasiones en las que tratamos campeonatos tan interesantes como son los de turismos, las diferentes preparaciones y sobre todo decoraciones de los míticos vehículos precursores de este sector. Nuestros ídolos siempre estuvieron adornando las paredes de nuestra habitación, forrando nuestra carpeta de clase, o en nuestro salvapantallas. Eso es un hecho. También, ya como una usual evidencia contemporánea del mundo del motor, existen muchos románticos (me incluyo) repletos de nostalgia y sobre todo frenesí, por aquellos planteamientos de líneas y mecánicas macizas que además se exhibían con sencillez. ¿Y si disfrazáramos a nuestros coetáneos con sus antiguas equipaciones?

decoraciones-clasicas-btcc-coches-modernos-2

– Alfa Romeo Giulia.

Lamentablemente el Alfa Romeo 155 hace ya muchos años que no dispone de un homónimo vanguardista, pero en su lugar la marca italiana nos ha dejado con muy buen sabor de boca con su nueva berlina premium. Sus prestaciones están a un nivel que por el momento han conseguido ostentar el título de vuelta más rápida en su categoría rodando por el conocido circuito de Nordschleife. Como se puede apreciar, el uniforme de su antepasado, el cual también presumía de un potente V6, le queda como anillo al dedo. Firmaba ahora mismo por verlo próximamente en acción.

¿Os imagináis a Larini pilotando el nuevo V6 de origen Ferrari en Spa o en Silverstone?

decoraciones-clasicas-btcc-coches-modernos-1

– Audi A4.

Pocos vestigios quedan ya de aquel joven A4 presentado en 1995 con su eficiente tracción, donde ese mismo año ocupó el tercer, cuarto, quinto y noveno puesto de la clasificación general. Sería en 1996 cuando a manos de Emanuele Pirro, lograría la victoria del campeonato. Como principal candidato para dominar en las parrillas durante la consolidación de la BTCC, el modelo no solo ha seguido cosechando un éxito rotundo en el mercado, si no que en la actualidad ha estado compitiendo hasta el año 2012, donde fue sustituido por su hermano mayor el RS5.

decoraciones-clasicas-btcc-coches-modernos-10

– BMW F80/82.

La historia en competición del segmento D de la marca bávara se extiende exponencialmente. Siendo explicito, todos los serie 3 que han participado en competición, son objetos de culto para el amante de este deporte. Sus comienzos con el e30 le otorgaron una fama que le precedería hasta la actualidad. Desde entonces, todas las generaciones sin excepción alguna, han estado ocupando diversos puestos de las parrillas en las competiciones de turismos. Pudimos ver el fantástico e36 de Cecotto, los imperiosos e46 GTR con motor V8 de 450 cv, o el gran e92 Jeff Koons en el que precisamente está inspirado el F80 de la imagen.

decoraciones-clasicas-btcc-coches-modernos-9

– Ford Mondeo.

El Mondeo es otro veterano que prevalece inamovible en el mercado actual. Su aparición en las carreras de turismos más bien fue bastante fugaz, pero no podemos olvidar su incorporación a la BTCC con el fantástico rendimiento de sus motores de 16 válvulas, donde en el año 2000 se proclamó campeón a manos del fantástico piloto Alain Menu. La cosa no quedó ahí, ya que el Mondeo decidió llevarse todo el protagonismo de la temporada agendiando a sus pilotos Anthony Reid y Rickard Rydell el segundo y tercer puesto.

decoraciones-clasicas-btcc-coches-modernos-8

– Honda Civic.

Aunque Honda ya había hecho su aparición en la BTCC a comienzos de los años 90, no sería más adelante cuando el Civic tomaría su protagonismo. La gloria llegó cuando la marca nipona comenzó a competir bajo el brazo de Yuasa Racing, donde empezaron a elaborar una colección de títulos interminable. Durante cinco campeonatos consumaron el título general de pilotos y seis como constructores, hasta que en 2013 se hicieron con el título de BTCC a manos de Andrew Jordan.

decoraciones-clasicas-btcc-coches-modernos-7

– Mercedes Clase C.

Otro de los veteranos de las parrillas, con más de dos décadas abalando su efectividad y sus leales mecánicas, es el mítico Clase C, sustituto del gran campeón 190E 2.5 16v. Estoy seguro que si te gustan las carreras el nombre de Bernd Schneider te sugiere algo. Tras ser campeón del mundo de la máxima categoría (por entonces la DTM) durante 1995, 1997, 2000, 2001, 2003 y 2006, su palmares no se cierra ahí. A todos esos títulos hay que sumarle nada menos que 43 victorias y 102 podios. Y sí, lo has adivinado. Todo conseguido a bordo de su inseparable Mercedes.

decoraciones-clasicas-btcc-coches-modernos-4

– Opel Insignia.

En cualquier momento que mencionemos la DTM, diría que casi al cien por cien de las personas nos viene a la cabeza el tremendo Opel Calibra de Keke Rosberg. El apellido te sonará porque efectivamente, es el padre del actual piloto de Fórmula 1, Nico Rosberg. En 1995, Opel celebraba efusivamente su doble victoria en la final de la DTM. Hay que recordar que en aquellos maravillosos años la firma Cosworth se situaba como socia de la marca alemana, por lo que los desarrollos y rendimiento del coupé de moda eran bestiales.

decoraciones-clasicas-btcc-coches-modernos-6

– Peugeot 508.

Como hemos cambiado.. Mientras que el Peugeot 406 era una berlina generalista de fácil acceso, fiable y con una miscelánea sencillez que le otorgaba un gran encanto, el 508 se ha convertido en una gran berlina con más carácter premium que otra cosa. Y es que sinceramente no veo yo esa larga batalla llena de sistemas de infoentretenimiento y de ayudas a la conducción, radicalizada en un circuito. Pero dicho sea, que impresionar, impresiona.  El 406 participó tanto en la BTCC como en la STW, donde consiguió tanto el título de constructores, como el de pilotos. La curiosidad, o más bien misterio que rodeó al 406 durante las carreras de turismos, es que mientras en la STW consiguió grandes resultados, en la BTCC pasó sin pena ni gloria.

decoraciones-clasicas-btcc-coches-modernos-5

– Renault Megane.

Lo que ahora estamos viendo es una clásica escena familiar. ¿El hermano pequeño que hereda las ropas del mayor? Obviamente, la estridente pero genial decoración que Renault escogió para revestir a su Laguna en los años 90, destacó por encima del resto. De hecho, la berlina generalista de la marca del rombo, propició una emoción considerable a la competición durante todas sus temporadas en activo. Gracias a la intervención de Williams en su conjunto y a las manos del increíble piloto Alain Menu, el Laguna consiguió hacerse con el título de BTCC.

decoraciones-clasicas-btcc-coches-modernos-3

– Volvo V90.

¿Precioso verdad? De esta forma Volvo con su 850 fue la primera marca en incorporar un coche con carrocería familiar a un campeonato oficial. Por entonces, el piloto Rickard Rydell acababa de firmar con la marca sueca para comenzar a pilotar esa misma temporada. La sorpresa del piloto sueco al conocer la que iba a ser su herramienta de trabajo durante toda una temporada, fue tal, que en sus declaraciones afirmaba a los cuatro vientos que de haber sabido que su coche era de carrocería familiar, no habría firmado su contrato. Aunque Volvo no consiguiera grandes logros con su 850 Station Wagon, sin duda gano el título de protagonismo atrayendo todas las miradas y comentarios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s