Golg GTI vs Golf GTD ¿Cual es el más acorde a ti?

 

Ya que son muchos, quizás demasiados, los latosos debates sobre la gasolina contra el diésel, la finalidad de este artículo no contiene ni mucho menos ni un ápice de intenciones de sumarme a la gran cantidad de detractores desbocados que protagonizan este tipo de debates por la red. Por otro lado, en esta ocasión sí que he considerado muy interesante destacar con detalles y argumentos un duelo entre dos versiones de un mismo compacto con dos puntos de vista diferentes. Ambos muy interesantes.

vw-golf-vii-gti-10

volkswagen-golf-gtd-2013-003-1361434095

La séptima generación del compacto más famoso del mundo, poco se asemeja ya a los antepasados que cosecharon toda la fama que hoy en día le precede. Su tecnología ha ido creciendo de forma exponencial hasta el punto de que las versiones más proliferas de cada motorización, presentan un carácter ciertamente equiparable. Al menos así lo demuestran durante una conducción alegre fuera de las pistas. Es sabido que el diésel actual ya no muestra ni un atisbo de los TDI de principios de siglo y con la tecnología actual, los nuevos propulsores con los que se ha dotado al compacto, arrojan unas prestaciones que no tienen nada que envidiar a sus rivales más directos. Por otro lado, la versión más representativa del Golf, aunque no la más potente (no olvidemos la versión R) sigue creciendo y no solo en éxito, si no que cada generación llega equipada con mecánicas que parecen no tener límites en cuanto a potencia y rendimiento. Por eso, ambas versiones a día de hoy muestran las dos caras más deportivas del mercado dentro de su segmento.

volkswagen-golf-gtd-2013-004

vw-golf-vii-gti-12

A día de hoy nuestro GTI impulsado por su conocido motor TSI de 220 caballos, dispone en opción de incorporar un extra de 10 cv si optamos por la versión performance. No hace falta señalar que esta versión es la más bestia de todas las que han lucido las siglas GTI en su portón trasero. Y estoy seguro de que la siguiente generación conseguirá superar una vez más las actuales prestaciones. Hay modelos que no paran.. Lo verdaderamente interesante es que ahora además de incorporar mayor potencia, su consumo también se ha reducido en cuanto a la anterior versión de 210 cv, aliciente que nos pone los dientes aún más largos. Pero si nos ponemos a hablar de relación potencia/consumo, el GTD si que se corona. Con sus 184 cv de potencia, rinde de manera más que suficiente para no dejarse mirar por encima del hombro por ningún GTI.

– Plataforma modular MQB.

Ya hemos hablado en varias ocasiones de la polivalente plataforma MQB del grupo, desde el lanzamiento del Ateca, hasta la última bestia de Seat, el León Cupra. Dicho esto y sabiendo que la séptima generación del Golf también parte de esta médula, cabe destacar que el aspecto y equipación tanto interior como exterior de ambas versiones es exactamente el mismo. Las pequeñas e intrascendentes diferencias entre ambos (a parte de su propulsor) se reducen a simples rasgos estéticos. Si bien el GTI ahora incorpora dos salidas de escape fusionadas una a cada lado con su difusor trasero, el GTD presenta la doble salida a su lado izquierdo. El diseño de las llantas de serie de 17 pulgadas (con posibilidad de 18 con coste adicional) también es distinto, pero si hablamos de sus calzados son congéneres. La clásica línea roja de la parrilla GTI y detalles interiores a juego como los asientos y las costuras, en su homónimo diésel cambian a color gris, incluidos los detalles de su tapicería.

vw-golf-vii-gti-18

volkswagen-golf-gtd-2013-005-1361434098

– Buen rendimiento por poco consumo.

Ambas versiones están equipadas con la caja de cambios DSG de seis relaciones refrigerada por aceite. Por supuesto, también en las dos motorizaciones se ha instalado el mismo volante multifunción de corte deportivo con levas incorporadas, así como la pantalla táctil en la consola central con 5’8 pulgadas. Como ya ha quedado claro que ambos modelos están surtidos con la misma equipación estética, nos vamos a sus consumos, en los que ninguno de los dos se ha quedado descolgado.

Como ya os dejaba caer en las primeras líneas, uno de los alicientes más destacados del último GTI, es que además de ofrecer un incremento de potencia sustancial, su consumo se reduce con respecto a la versión anterior. Este factor no se da en la versión GTD ya que era de esperar que en esta ocasión el nuevo propulsor diésel superase las cifras de consumo de su predecesor. Mientras los de Wolfsburgo publicaron unas cifras de 6,0 litros por cada 100 kilómetros para el GTI, realzando en ello una reducción hasta de un 14 por ciento respecto a la anterior versión, para el GTD también nos desvelaron unos interesantes 4,2 litros a los 100.

2014_volkswagen_golf_gtd_11_1280x960

vw-golf-vii-gti-11

Todos los extras adicionales como la suspensión adaptativa  electrónica DCC o las llantas de 18 pulgadas, están disponibles para ambas versiones, lo que deja muy claro por parte de Volkswagen que la versión diésel ya no es únicamente para ‘abuelitas’ que quieran ahorrar en consumos. Sus sistemas para variar los modos de conducción (Driving Profile Selection) permiten disfrutar con ambos propulsores en diferentes ámbitos, disponiendo de gran rendimineto y dinámica tanto en carreteras secundarias como en plena autopista para largos viajes. Los dos son igual de estables y disponen de una frenada ejemplar que garantiza la seguridad, a la vez que otorga esa confianza extra al conductor. En el caso del propulsor del GTD nos encontramos con la opción acústica del motor, que para los más puristas, les alegrará saber que te hace olvidar completamente que estás a bordo de un diésel maquillando completamente su sonido. La cuestión de todo esto es que Volkswagen ahora ofrece en catálogo un diésel que para disfrutar de una conducción alegre y disfrutar al volante, no arroja demasiada diferencia con respecto a su homónimo de gasolina y además, gasta bastante menos.

vw-golf-vii-gti-23

2015-volkswagen-golf-gtd-first-drive-3

Obviamente las cifras colocan en primer lugar al GTI, pero seamos francos, si de verdad no vamos a exprimirle de forma habitual ese extra al modelo en una pista donde realmente se apreciaría su notoria superioridad frente al GTD, ¿no merecería la pena decantarnos por el diésel de última generación? Tengamos en cuenta que el coste de ambos (aunque algunos aún se nieguen a admitirlo) es tremendamente semejante, con una diferencia en su precio final de apenas 20 euros. Yo lo tengo claro. Si me sobrara el capital y los consumos supusiesen solamente un mal menor, naturalmente escogería el GTI, pero solo para disfrutar exprimiendo lo que realmente ofrece en cualquier pista. Pero por otro lado, si quiero un compacto mayormente para hacer kilómetros y circular por ciudad y que a su vez disponga de una dinámica deportiva y unas prestaciones dignas de un GTI, me quedo con este diésel sin duda.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s